25 julio, 2019

“Queremos tener voz y voto en la toma de decisiones”

Entrevista a la Unión de escritoras y escritores

Redacción por Redacción En Nota

¿Qué es la Unión de Escritoras y Escritores?

Somos un grupo de escritoras y escritores interesados en instalar el debate sobre la figura del escritor en tanto trabajador. Como planteamos en la solicitada, más allá de las características propias de un mercado que sabemos muy complejo, y del que participa una larga cadena de intereses, parece naturalizada la costumbre de asumir que a veces escritoras y escritores somos el último eslabón en la sucesión de pagos. Los escritores que se plantean vivir de la literatura se sostienen con una serie de fuentes de ingresos diversa que, además de los derechos de autor, incluye cobro por inclusión de textos en antologías, contratapas, prólogos, talleres literarios, docencia, colaboraciones en diarios y revistas, charlas, participación en ferias del libro y festivales literarios, lecturas en público, becas, subsidios, concursos… y un largo etcétera. Nos interesa entonces preguntarnos por las condiciones en que éste abanico de labores se lleva adelante y de qué manera se pueden mejorar las respectivas condiciones laborales que implican.

Cómo y cuándo se formó? ¿Cuáles fueron los motivos?

Por junio de este año, a partir de un post de Facebook que publicó uno de los integrantes del grupo, acerca de las editoriales independientes y su relación con los autores, se desató una polémica interesante que impulsó que empezáramos a reunirnos. En estas reuniones iniciales, nos  preguntamos cómo llevar adelante algún tipo de acción colectiva relacionada con la temática del escritor y sus derechos.

¿Quiénes la integran y cuáles son las modalidades de participación?

El grupo inicial lo conformamos Selva Almada, Clara Anich, Guadalupe Faraj, Marcelo Guerrieri, María Inés Krimer, Julián López, Enzo Maqueira y Alejandra Zina. Redactamos una solicitada planteando el tema y convocamos adherentes, publicamos un texto que da cuenta del marco en el que se generó el grupo y una serie de recomendaciones sobre qué mirar a la hora de firmar un contrato editorial. Todo esto puede encontrarse en el blog:

https://uniondeescritorasyescritores.wordpress.com/

¿Cuál es la visión de la Unión? ¿Cuáles son los objetivos a corto, mediano y largo plazo que se propone?

La visión que tenemos está expresada en nuestro blog. Además de los interrogantes mencionados en la solicitada respecto a nuestra condición como trabajadores, nos preocupa el rol del Estado en la promoción y difusión del libro. Los últimos datos señalan que en los primeros meses del 2017 descendió en un 15% a un 20% el número de unidades vendidas respecto al año anterior. Además de las grandes multinacionales, la industria del libro en la Argentina es un sector conformado por cientos de pequeñas y medianas empresas que viven de la producción y venta de textos. A diferencia de otros sectores económicos, crear o afianzar este proceso requiere una formación específica y años de aprendizaje: el libro sigue siendo un medio importante de circulación cultural e intelectual. Como somos parte de esa realidad, queremos tener voz y voto en la toma de decisiones e implicarnos en las políticas que lo afectan.

¿De qué manera se plantea la Unión intervenir en la realidad editorial argentina y en el lugar que ocupa el escritor como trabajador?

A modo de aproximación al problema que plantea la realidad editorial argentina, pensamos que la apertura de importaciones se podría haber hecho de otra forma, pero fue irrestricta. Según nos comentaron libreros amigos, hubo invasión de saldos españoles a muy bajo precio, que sacan lugar a pequeñas y medianas editoriales. Otro punto a considerar es el sostenimiento de la  política de compras de libros del Ministerio de Educación. Tenemos entendido que, salvo la CONABIP, la misma se discontinuó. Otro aspecto sería incentivar la lectura en las escuelas, la resignificación del rol del bibliotecario. Un buen ejemplo de sostenimiento de una política pública es la continuidad del Programa Sur de traducciones. Dejar el libro al puro mercado conduce sin escalas a la concentración editorial y al dominio de la lógica del marketing sobre el tema que nos ocupa.

¿Cómo y desde qué lugar creen que los estudiantes de Artes de la Escritura podemos colaborar con la Unión?

Creemos que podemos trabajar en forma conjunta con los estudiantes de Artes de la Escritura visibilizando nuestra condición de trabajadores y cuál es nuestro lugar en la industria editorial teniendo presente que, además de ser una actividad que produce riqueza o beneficios económicos tiene una incidencia fundamental en el desarrollo cultural del país y en su capital simbólico.

 


Entrevista publicada en La Pluma N°2 en diciembre de 2017.

Deja un comentario